POESÍA A MI MADRE

Faro de luz en la oscuridad,
tabla lisa en la vida barroca,
nunca termina de amar,
el mal en bien trastoca.

Madre cuida de mi ahora,
y también cuando me dejes,
sigue siendo mi aurora,
no me dejes a mi suerte.

Madre, tocada por lo celeste,
no me abandones nunca
claro amanecer del Este,
que ni la muerte trunca....
es así como se siente.

Te quiero más que a mí mismo,
porque sé que nunca fallas,
y que cuando algo va mal,
mis penas y mis llantos callas.

Cuando no te vea,
quédate junto a los yayos,
y desde arriba todos juntos,
cuida de nuestros fallos.

Madre quiero que sepas,
a corazón y alma desagarrados,
que te amaré como nunca,
como siempre te he amado.

 De Boni para mi madre