MORANTE Y EL ARTE

Cuando algo te llega muy dentro,
y te expresa algo distinto,
llegando a la perfección...                         
Morante en la plaza lo ha escrito
con líneas de capote y pasión.

Cuando una forma de expresarse,
te dice algo diferente,
más allá de la gélida realidad,
se queda impregnado en la mente,
esto no es casualidad.

Otros toreros llegan por fuerza,
técnica, sapiencia, poderío o valor seco,
pero nadie llega a tu pellizco sin igual,
cuando haces uno de tus lances plenos,
sabes que es arte sublime sin rival.

Morante es dueño de ese duende,
de ese tocar el cielo toreando,
igual que sube baja,
se acerca al averno soñando...
volver a torear como los ángeles,
seguir y enamorar pensando,
que no ha hecho la faena cumbre,
que morirá sin apenas lograrlo.

Y aún así tocará el cielo, mucho más que otros mortales,
engreídos dueños de la nula totalidad.

Morante de la Puebla- De Boni (2009)