CAPITULO IV: "DE KILIKI A PIRIPI"- EL CORREDOR COJO- EL DIABLO COJUELO

Después de la intoxicación etílica y alimenticia, decidí ayer llevar un día cultural y tranquilo por la ciudad de Pamplona, que no la conocía. Es lo que tiene haber venido solo. Yo me lo guiso, yo me lo como. Un 'single' que dicen ahora los anglicistas.

Dando un garbeo me encontré con las comparsas de gigantes y cabezudos. Son geniales. Gigantes de 4,5 metros, que giran con destreza acompañados de gaitas navarras, tambores, cabezudos, kilikis (pequeños cabezudos) y zaldicos (hombres simulando ir a caballo). Allí estaba rodeado de montones de niños, y no tan niños, que disfrutan como los que más. ¡Oye que no todo es bebercio!

De repente, me suelta un zurriagazo uno de los zaldikos, menos mal que son vergas de espuma. Por lo visto, antiguamente eran de vejiga de animal, curtida e inflada. Con eso sí que harían más daño. Estamos 'amariconaos'.

Me descolocó el pantalón y me lo levanté mostrando la prótesis de madera y polietileno, última generación: 
     - 
Mira máma… Un kiliki nuevo- me dijo un niño. Y le espeté un rápido: 
     - 
No, niño, soy el primo de Pinocho -dándole unas collejas entre dulces y resabiadas.

La corrida de toros no tuvo mucho que decir, salvo algún detalle de
Paulita. Menos mal que en las peñas nunca te aburres. Por la noche me encontré un grupo de extranjeros a los que me acoplé. No es tan fácil, yendo solo. Y ahí empezó mi “vía crucis”. El inglés y yo. La chica que más buenorra estaba.
-Your name?      
-Boni. 
-What?.     
-Boni. 
- Bonnie&Clyde?
- Ya estamos. Yo y la pelea con la etimología de mi nombre. – 
- Travesti?.
 -Tu padre. 
- No no no. I’m “El Boni”, the banderillo of El Cid-
 Le espeté, ya burlón.
- Cid Campeaddddddorrrrr?. Oh yes yes!!! Charlton Heston, Hemingway, Orson Welles- La lista de los Reyes Godos...
- 
Sí sí, El Cid. El Cid porque me apoyo en una pieza de madera, pero en la pierna, no te jode.
Ya me amargaron el día. Menos mal que me quedé viendo en un bar el partido de 
Brasil-Alemania. ¡¡Qué palizaaaaaaa, que alegría!.'Oleeeeeeeeeeee, Oleeeee', les diría yo a ellos en su cara ahora. 
Otro pedal con la celebración, señores, otra vez que no corro. De mañana no pasa, ahora sí que sí.