CRÓNICA DE OPINIÓN DE LA PELEA JULIO CÉSAR CHAVEZ.JR Y SERGIO “MARAVILLA” MARTÍNEZ- 15-09-2012

Era una de las peleas de boxeo más esperadas del año 2012, de esas que gustan a los aficionados al noble arte, y que además puede crear nuevos seguidores a este deporte tan controvertido.

El enfrentamiento no defraudó, aunque sí esperaba más del mejicano Julio César Chávez Jr,... antes de llegar, lo que nadie esperaba….

Durante el combate se vio en repetidas ocasiones, y sobre todo al principio, el pique entre los dos púgiles, más allá de la contienda que conlleva el boxeo. Durante un año antes, el argentino “Maravilla” había estado calentando la pelea, incitando al joven púgil mejicano, con calificativos como gallina, cobarde, deshonra de los mejicanos. Así pues, por muy fría que tengas la sangre, eso lo llevas dentro, y la pelea se suponía que iba a a ser una olla express.

Y eso es lo que no pasó. No pensaba que "Junior "iba a ir como un loco a por el argentino Martínez, pero sí con más determinación , sobre todo, intentando acortar las distancias, que es donde es más peligroso que el argentino.

 Martínez no dejó en ningún momento que Chávez Jr.  hiciera su pelea, pero tampoco, éste lo buscó con el ahínco que precisa un Campeonato del Mundo, del que además era defensor. Y es que pienso que el centroamericano pecó de inexperiencia ante un púgil más curtido en grandes peleas, y quizá no bien aleccionado por su esquina.

La crónica, pues, es fácil de reseñar, durante los primeros 11 asaltos, “Maravilla” Martínez fue dueño y señor de la pelea. Bailó al mejicano durante todo este tiempo, y nunca le dejó acercarse a él, más de la media distancia.  Sus directos de izquierda y de derecha, que son como cuchillas de afeitar, fueron minando la cara del joven boxeador centroamericano.

Le puso la cara como un mapa, aunque es cierto que alguna mano le llegó a entrar al argentino, pero no mucho más. De manera muy intermitente.

Freddie Roach, el entrenador de Chávez, y del gran Pacquiao, declaró que su pupilo, debería haber atacado mucho antes;  para eso están los entrenadores, para marcarlo al púgil, aunque realmente nunca el de Sinaloa pudo romper la defensa técnica de Martínez. No sabemos si fue un querer y no poder, o un no querer, hasta el final. Pienso que un poco de las dos cosas.

Martínez, que además de argentino, se siente español, último hizo gala como siempre, de su gran dominio del uno-dos, de unos directos contundentes que hacían huella en el hijo del gran Julio César Chávez, y de un manejo de las distancias, que no están , ahora mismo al alcance , nada más, quizá , del invicto hasta el momento, Mayweather Jr.

Así contamos, que una vez empezó el último round, Martínez levantó sus brazos, asegurando y confirmando su alegría ante el triunfo, pero sólo fue el comienzo del suplicio que le llegaría en este último asalto. Un infierno.

El “Junior” rompió ese “miedo” a caer al intentar romper la defensa rocosa de su rival, y le entro con dos manos, una derecha- izquierda, que ya le hizo mucho daño, para luego continuar con dos ganchos de izquierda que le hicieron besar la lona a “Maravilla”

Si revisas el último round, que para eso están los vídeos, y lo que se sintió en directo, gracias a Marca TV, es que “Maravilla” Martínez estuvo a punto de perder la pelea, en un asalto épico por los golpes tan tremendos del “Junior.

Encajó como pudo el argentino, más cerca de la derrota que nunca, y aún sabiendo esto, tiró de  casta y locura, que sólo tienen los más grandesm, para seguir intercambiando golpes, y no trabarse con el cuerpo del rival, que era lo más “lógico”.

Impresionante este duocécimo round que a buen seguro será el asalto boxístico del año y de uno de los grandes de la historia del boxeo.

Así pues, este último episodio reabre una segura revancha, pues Chávez Jr. dejó vislumbrar, al menos , al final, de manera clara, que puede ganar al veterano y experimentado “Maravilla”.

Desde luego boxísticamente y técnicamente “Maravilla” está por encima, pero cuidado, que el “Junior” puede llegar a ser un grande. Está en esa encrucijada , de perder de nuevo, y hundirse, o ganar, y llegar a lo más alto.

Contundencia en sus golpes tiene, le falta saber usarla en el momento adecuado, sin esperar hasta el final, y mejorar su técnica y su táctica. Para eso está el púgil y sus asesores y entrenadores.

Más allá de la crónica de esta gran pelea. La realidad es que "Maravilla" Martínez ganó de manera unánime a los puntos este combate, y se convierte en Campeón Mundial de los Medios, de la CMB (Consejo Mundial de Boxeo).

Veremos por cuánto tiempo lo puede retener.

¡¡ Es una alegría personalmente este triunfo, porque, aún siendo nacido en Argentina, Martínez se siente un poco o un mucho español, y para los aficionados al boxeo patrio, es una alegría !!
 



- Gran momento de la pelea -



- Feliz aún con la cara como un cristo- Chávez-
 


- Así quedaron las manos de "Maravilla" Martínez-



- "Maravilla", orgulloso de su campeonato del Mundo de los medios.



- Reconocimiento final de "Maravilla" al joven púgil mejicano.